La granada reduce la inflamación del cerebro, ayudando a proteger contra el Alzheimer, el Parkinson y otras enfermedades neurológicas

Una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad de Huddersfield, una Universidad pública ubicada en West Yorkshire, Inglaterra, sugiere que un compuesto químico que se encuentra en las granadas pueden retrasar las enfermedades degenerativas como el Parkinson y el Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia se producen cuando las células del cerebro se inflaman, causando que pierdan su capacidad de funcionar y comunicarse. Las células finalmente mueren, provocando cambios irreversibles en el cerebro. La enfermedad de Alzheimer afecta a más de 44 millones de personas a nivel mundial, y es la sexta causa principal de muerte en los Estados Unidos. Las personas diagnosticadas normalmente viven un promedio de ocho años; sin embargo, algunas personas pueden vivir hasta 20 años después del diagnóstico en función de su condición.

Casi todo lo que se sabe sobre esta enfermedad debilitante se ha aprendido en los últimos 15 años, pero todavía no existe una cura. Los médicos sólo pueden tratar a los pacientes de Alzheimer mediante la prescripción de medicamentos destinados a ayudar a frenar los síntomas e impedir la progresión de la enfermedad.

Sin embargo, los resultados de un estudio de dos años dirigido por el Dr. Olumayokun Olajide podrían ofrecer una nueva esperanza para los que sufren de una variedad de enfermedades, incluyendo el cáncer, el Parkinson, el Alzheimer, la demencia y otras enfermedades neurológicas.

El Dr. Olajide se especializa en el estudio de las hierbas y otros productos naturales. Él atribuye su interés en la salud natural a su infancia.

“Las madres africanas normalmente tratan a los niños enfermos con sustancias naturales tales como hierbas. Mi madre, sin duda utiliza una gran cantidad de esas sustancias”, dijo el Dr. Olajide. “Y luego me fui a estudiar farmacología!”

El Dr. Olajide recibió su doctorado de la Universidad de Ibadan, en su nativa Nigeria tras su investigación sobre las propiedades anti-inflamatorias de los productos naturales.

Junto a cuatro estudiantes de doctorado del Departamento de Farmacia, el Dr. Olajide aisló células del cerebro de ratas con el fin de probar sus hallazgos, y lo que descubrieron es que la punicalagina, un polifenol que se encuentra en las granadas, puede retardar la inflamación en las células cerebrales especializadas conocidas como microglia.

Los polifenoles, los antioxidantes más abundantes en nuestra dieta, rara vez se estudiaron antes de 1995, pero hoy en día, la evidencia sugiere que los polifenoles contribuyen en gran medida a la prevención de las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la osteoporosis y la diabetes.

Las propiedades anti-inflamatorias de la granada se encuentran en su piel pigmentada

La disminución de la neuroinflamación ayuda a enlentecer la pérdida de memoria en el lóbulo frontal, que es responsable de la memoria a corto plazo. De acuerdo a Live Strong, esta sección del cerebro es responsable del “almacenamiento temporal y la manipulación de información necesaria para llevar a cabo tareas cognitivas como el aprendizaje”, que tiende a ser más afectados por la enfermedad de Alzheimer.

Similar a los arándanos, los antioxidantes saludables en las granadas se almacenan en su piel, no la parte interior suave de la fruta. El Dr. Olajide y su equipo de investigadores no están seguros de qué cantidad de antioxidantes de la granada se requieren para ser eficaces, pero tienen confianza en que producir compuestos derivados de punicalagina podría ser la base de un nuevo fármaco administrado por vía oral diseñado para tratar la neuroinflamación.

“Pero sí sabemos que la ingesta regular y el consumo regular de la granada tiene un montón de beneficios para la salud – incluyendo la prevención de la neuro-inflamación relacionada con la demencia”, dijo el Dr. Olajide.

El consumo de productos de jugo hecho con 100 por ciento de granada, del cual alrededor de 3,4 por ciento es punicalagina, puede ayudar a enlentecer la pérdida de la memoria, confusión, desorientación y otros síntomas asociados con la demencia.

La investigación del Dr. Olajide será publicado en la última edición de la revista Molecular Nutrition & Food Research. Él también hablará sobre sus hallazgos en conferencias académicas en el año que viene.

Las granadas ofrecen una variedad de beneficios para la salud

Además de sus propiedades anti-inflamatorias, las granadas son también conocidas por reducir el colesterol mediante la inhibición de la actividad inflamatoria en los mastocitos, que se encuentran en el tejido conectivo y liberan histaminas durante la inflamación y las reacciones alérgicas.

Debido a que las granadas contienen un gran número de fitoquímicos que estimulan los receptores de estrógenos y serotonina en el cuerpo, pueden mejorar el estado de ánimo mediante la reducción de los sentimientos de tristeza y depresión. Algunos sugieren que el consumo diario de esta fruta incluso puede ayudar a combatir los desequilibrios químicos en el cerebro.

Fuente (traducido al español por EmpoderaSalud): http://www.naturalnews.com/046637_pomegranates_alzheimers_parkinsons.html
Imagen: top10for.com

3 Comments

  1. MARÍA GUADALUPE MARTINEZ OLMOS

    muy interesante su información.
    deseo recibir en mi correo, lo que publiquen.
    muchas gracias.

  2. MARÍA GUADALUPE MARTINEZ OLMOS

    en español por favor.

    1. Hola María Guadalupe!

      Me alegro que te guste la información! Toda la información está en español. La próxima semana espero instalar la lista de mails, donde podrás suscribirte para recibir la información a tu mail.
      Que tengas un bello fin de semana!
      Verónica

Comments are closed.