Neurocientífica de Harvard demuestra que la meditación reduce el estrés y altera físicamente el cerebro

Que la meditación trae paz y armonía, es algo indudable, y sólo aquellos que la experimentan pueden decir. Pero la ciencia está dando unos pasos, el llamado “puente entre la ciencia y la espiritualidad”, confirmando algo que fue desacreditado anteriormente por muchos, por no ser palpable.

Sara Lazar, una neurocientífica del Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard, fue una de las primeras científicas en aceptar las afirmaciones subjetivas acerca de los beneficios de la meditación y la atención, poniéndola a prueba con el uso de escáneres de TC, como cuenta en el Washington Post.

Lo que encontró la sorprendió. La meditación puede literalmente cambiar su cerebro.

LazarYo y un amigo estábamos entrenando para la maratón de Boston. Tuve algunas lesiones por esfuerzo y busqué un fisioterapeuta, quien me dijo que dejara de correr y solo hiciera estiramientos. Así que empecé a practicar el yoga como una forma de terapia física. Me di cuenta de que era muy poderoso, que tenía beneficios reales, así que estaba interesada en saber cómo funcionaba“, dice Sara Lazar.
Sara añade: El maestro de yoga utiliza varios argumentos, diciendo que el yoga incrementa la compasión y abre el corazón. Y yo pensé: “ok, ok, ok, estoy aquí para estirar.” Pero empecé a darme cuenta de que estaba más tranquila. Yo era capaz de manejar las situaciones más difíciles. Estaba más compasiva y con el corazón más abierto, y era capaz de ver las cosas desde el punto de vista de los demás.

Pensé, tal vez era sólo una respuesta de efecto placebo. Pero entonces hice una búsqueda en la bibliografía de la ciencia, y vi evidencias de que la meditación se asoció con una disminución del estrés, la depresión, la ansiedad, el dolor y el insomnio, y una mayor calidad de vida.

Para entonces, yo estaba haciendo mi doctorado en biología molecular. Así que decidí cambiar de forma y empecé a hacer esta investigación como pos-doctoral.

Ya está demostrado que nuestra corteza se encoge con la edad, se vuelve más difícil de entender las cosas y recordar cosas. Pero la misma región del córtex prefrontal, los meditadores con 50 años de edad tenían la misma cantidad de materia gris que las personas de 25 años.

Así que la primera pregunta era, bueno, tal vez las personas con más materia gris en el estudio ya tenían más grises antes de que empezaran a meditar. Lo mismo hice un segundo estudio, en el que el cambio fue probado.
area cortical meditacion
Sara Lazar dice que los estudios comienzan a mostrar cambios en el cerebro después de ocho semanas de meditación. El estudio incluyó a los participantes que practicaban un promedio de 27 minutos de meditación al día, también se logran excelentes resultados en la concentración y disminución del estrés.

La atención plena es similar a un ejercicio. Es una forma de ejercicio mental, de hecho. Y al igual que el ejercicio mejora la salud, nos ayuda a manejar mejor el estrés y promover la longevidad, la meditación tiene como objetivo compartir algunos de estos mismos beneficios“.

Ella explica, además, que se han adherido a la práctica de la meditación durante 20 años, y tuvo una profunda influencia en su vida, como ayudar a pensar con más claridad.

“Parece más bien que es beneficioso para la mayoría de la gente. Lo más importante, si quieres meditar, es encontrar un buen maestro. Debido a que es simple, pero también es complejo. Es necesario comprender lo que está pasando en tu mente. Un buen maestro no tiene precio“.

Fuente

Imagen: psychspace.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *