En San Isidro cambian medicación por meditación



Se trata de una alternativa a los psicofármacos en casos de ansiedad que se implementa con éxito en el Programa de Manejo del Estrés del Hospital Central.

Cada vez más personas que padecen ansiedad logran superar esta dificultad, sin automedicarse, gracias a técnicas de meditación que aprenden en el Programa de Manejo del Estrés (PROMES) del Hospital Central de San Isidro.

“Hay alternativas a la medicación para disminuir la ansiedad y la meditación es una de ellas, porque se trata de un fenómeno fisiológico mental científicamente comprobado, que consiste en concentrar la atención en un proceso determinado, por ejemplo, la respiración”, afirmó el médico Daniel López Rosetti, que dirige el PROMES, espacio gratuito para combatir el estrés.
San Isidro
“Es llamativo como pacientes que asisten al PROMES y tomaban determinados ansiolíticos han bajado la dosis e incluso dejaron el consumo de éstos fármacos. Sorprende lo que se puede lograr con cambios conductuales como aprender a meditar”, agregó el médico.

El especialista explicó que los efectos negativos no tardan en llegar. “Si la persona toma por su cuenta un ansiolítico al poco tiempo esa droga no le hará efecto. Y como genera adicción necesitará mayores dosis para obtener el mismo resultado físico psicológico mental”.


Fuente