La primera cadena de supermercados que ha dejado de vender productos con aceite de palma

Es el primer supermercado en España que toma una decisión de este calibre y es que comercialmente se trata de un tema delicado por la enorme cantidad de productos que llevan esta sustancia.

“Ha supuesto una decisión complicada —señala el gerente de SuperSano, Jesús Sánchez— porque hemos tenido que reducir nuestro surtido de productos de panadería, pastelería, bollería, galletas, chocolates, cremas para untar, snacks, etc., pero queremos ser coherentes con nuestros principios”.

SuperSano ha dejado de comprar más de 100 referencias a sus proveedores por considerarlas “nocivas para la salud y para el medio ambiente“, según asegura la compañía en un comunicado.

No obstante, ya hay más supermercados que se están subiendo al carro: Alcampo se ha puesto en marcha para suprimir el aceite de palma en los productos de su propia marca. Este supermercado, por ejemplo, está trabajando con sus proveedores “con el objetivo final de eliminar el aceite de palma de sus marcas propias en todas aquellas referencias en las que sea tecnológicamente posible”.

Eroski y Día también se lo están planteando. Así que esperemos que pronto se unan y puedan frenarse a nivel mundial las consecuencias de la alta utilización del aceite de palma en la alimentación y en los cosméticos, entre otros.

SuperSano ya está comprobando que muchos de los productores de aquello que fue retirado están sustituyendo sin mayor drama el aceite de palma por otros ingredientes. Todo es cuestión de voluntad.

¿Por qué tanto alboroto con el aceite de palma?

conflicto aceite de palma
La plantación de aceite de palma está detrás de una enorme deforestación de la selva en Indonesia, ya que las empresas interesadas se dedican literalmente a quemarla para posteriormente plantar, lo que nos está llevando a un precipicio ecológico.

Lo que queda de selva en Indonesia contiene el mismo dióxido de carbono que el conjunto de la tierra en un año entero, por lo que su destrucción podría activar una auténtica bomba de CO2.

Además, los trabajadores de estas plantaciones son a menudo niños a los que engañan para trabajar en esos lugares en situaciones de esclavitud. Por otro lado, el perjuicio para los animales no se queda atrás ya que, como consecuencia de quemar ciertas partes de la selva, muchas especies animales están viviendo una situación realmente alarmarte que podría provocar su extinción. Entre ellos se encuentran los orangutanes como principales afectados.

El 90% del hábitat de los orangutanes ha sido destruido y ellos están siendo maltratados, asesinados vilmente, quemados vivos e incluso vendidos en el mercado negro. Los cálculos ascienden a la cifra que escribo con un nudo en el estómago: 50.000 orangutanes masacrados en estos últimos 20 años, lo que hace unos 1.000 – 5.000 cada año.

Aceite de palma, el asesino silencioso

Está matando animales y forzándolos a huir despavoridos a las aldeas cercanas y se ven obligados a luchar por el espacio con los humanos como consecuencia de la terrible deforestación en Asia.

Si todo esto todavía no te ha convencido, te diré que desde un punto de vista nutricional y medicinal es muy poco recomendable ingerir alimentos que contengan aceite de palma, dado su  alto contenido en grasas saturadas. El consumo regular y prolongado de estas grasas hace aumentar el colesterol LDL en la sangre y esto duplica el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

productos aceite de palmaPor todo ello, la próxima vez que vayas a hacer la compra, fíjate bien en las etiquetas de los productos. Si eliges adecuadamente, estarás no solo salvándote a ti y a tu familia, sino también a todos los demás.

Tú marcas la diferencia.

Pincha aquí para aprender a identificar rápidamente los productos que contengan el aceite de palma.

“El activista no es quien dice que el río está sucio. El activista es quien limpia el río”. —Ross Perot (político y empresario estadounidense)

Fuente: muhimu.es